domingo, 2 de febrero de 2014

Día de mercadillo





El Mercado de la Seda o Mercado Xiushui, en Beiging, es el templo de las imitaciones. En la actualidad (desde el año 2005) es un centro comercial de cinco plantas en el que las autoridades decidieron ubicar a los cientos de comerciantes de todo tipo de productos que ocupaban la calle. A pesar de ello no ha perdido el sabor de auténtico mercadillo.




 
 


El mercado de la Paja está en Florencia. Bajo sus soportales, del siglo XVI, se encuentra la célebre figura de bronce del Porcellino, con la nariz brillante porque según la tradición tocándole el morro se regresa a Florencia. El mercadillo vende ropa, zapatos y, sobre todo, artículos de cuero.


 
 
 
 
El Mercato, o Addis Ketema (que significa "Ciudad Nueva"), en Addis Abeba (Etiopía) es uno de los mercados al aire libre más grandes del mundo. Aunque opera todos los días, el sábado por la mañana es el momento de mayor actividad, concentrando de forma desordenada objetos sin fin.

 


 


Portobello Road Market es un mercado callejero de Londres, en Inglaterra, donde se venden antigüedades. El mercado comenzó como de venta de comida fresca en el S XIX; los vendedores de antigüedades llegaron en la década de 1960.


 
 
El Gran Bazar de Estambul es el mayor mercado cubierto de Turquía (y uno de los más grandes del mundo). Sesenta calles bajo techo que atraen a unas 400.000 personas cada día, en un ambiente de auténtica locura: el bazar, que data de 1520, alberga una mezquita, hostales, dos mercados abovedados, siete fuentes y dieciocho puertas. El producto estrella son las alfombras y kilims,
 



 
 
Chatuchak es el mercado de fin de semana de Bangkok (solo abre sábados y domingos) y está en el parque del mismo nombre, al norte de la ciudad. Con más de 15.000 puestos presume de ser, no solo el más grande de Tailandia, sino uno de los mayores del mundo. Y un sin fin de todo lo imaginable, habido y por haber. La oferta es tan absolutamente abrumadora que, mezclada con el calor y la humedad, termina mareando.




 
 


El Rastro de Madrid (o simplemente El Rastro) es un mercado al aire libre, originalmente de objetos de segunda mano, que se monta todas las mañanas de domingos y festivos en el barrio de Lavapiés. Nació hacia 1740 como un mercado semi-clandestino de venta de objetos usados y ha ido reglamentando su existencia y actividad comercial.
.
 


Chichicastenango, en Guatemala, ofrece a clientes de casi todo el mundo sus variados productos textiles bordados a mano o en telares: blusas, manteles, bolsas, pantalones, fajas, cinturones, objetos de cerámica, y una gran variedad de máscaras, algunas usadas en antiguas danzas tradicionales. Su colorido es increíble.

 



El Mercado de las Flores de Ámsterdam o Bloemenmarkt está ubicado sobre el margen del Canal Singel. Funciona desde 1862 y está conformado por puestos, muchos de los cuales se erigen sobre plataformas y barcazas dispuestas sobre el agua. Venden plantas, semillas y flores, además de objetos relacionados con la jardinería. El producto estrella son los bulbos de tulipán en todas sus formas y tonalidades.



 
 
 


El mercadillo de mi pueblo, que no es que tenga nada especial, pero vende fruta y verdura muy buena y baratísima. Un descanso para el bolsillo y un gusto para el paladar.

miércoles, 3 de julio de 2013

Playas



La más larga
Calificada por el Libro Guinness de los récords como la playa más larga del mundo, la Playa de Cassino (Río Grande, Brasil) tiene más de 240 km de largo. 








La más pequeña
La Playa de Gulpiyuri, en Asturias, apenas tiene unos metros, pero además está a cien metros de la costa. Es una playa interior a la que llega el mar a través de una galería subterránea, así que, a pesar del tamaño, cuenta con su sabor salado y sus mareas como cualquier otra playa.



La más dulce
Wasaga Beach, en Otawa, Canadá, es la playa de agua dulce más grande del mundo. Tiene 14 kilómetros de largo.






La más artificial
Ocean Dome, en Japón, es la mayor playa artificial cubierta del mundo. En su techo artificial corredizo se proyectan imágenes de cielos azules y nubes blancas. La temperatura del agua y la ambiental son controladas y tiene generador de olas.







La más sucia
Kamilo Beach, en Hawai recibe unas 20 toneladas de basura cada año debido a las corrientes marítimas. El problema se ha agravado con los escombros del tsunami de Japón. 




La más peligrosa
La playa de Maho (Antillas Holandesas) esta justo al lado del Aeropuerto Internacional Princesa Juliana. Ruido ensordecedor, vientos levantados por las turbinas y olor a combustible (también se la conoce como Kerosene Beach).


La más peculiar.
La playa de Chandipur (India) se vuelve interminable cuando baja la marea, ya que el mar puede llegar a retroceder hasta cinco kilómetros. Dos veces al día el mar desaparece en el horizonte.





La más tranquila
Mineral Beach es una playa del Mar Muerto (Israel) llamado así porque el agua tiene tal concentración de minerales que no permiten la vida en su interior. La ventaja es que tampoco permite que los cuerpos se hundan así que hay poco peligro de ahogarse.




La más generosa
Glass beach, en California, era un vertedero al que se tiraba de todo. Pero la naturaleza decidió devolver bien por mal y con paciencia infinita fue deshaciendo la basura. Hoy solo quedan miles de trocitos brillantes y redondeados de lo que una vez fueron desperdicios.






La más caliente
Como no podía ser menos se llama Hot water Beach y está en Nueva Zelanda. Las aguas termales, de elevada temperatura, son una auténtica delicia para los bañistas que se construyen con la arena sus propias piscinas.

lunes, 17 de junio de 2013

Obras que cambian el mundo



El túnel ferroviario más largo del mundo es el túnel Seikan, en Japón. Mide 53 km, de los cuáles, más de 23 transcurren bajo el mar. Fue inaugurado en el año 1988 uniendo el estrecho Tsugaru. 







El Eurotúnel cruza el Canal de la Mancha por debajo del mar, uniendo Francia e Inglaterra. Fue inaugurado en el año 1994 y tiene una longitud de 50,5 kms. Aunque su longitud total es menor que la del túnel Seikan, el Eurotúnel tiene 39 km submarinos, mientras que el Seikan solo tiene 23.



El túnel de base San Gotardo (Suiza) está siendo construido para atravesar los Alpes mediante trenes de alta velocidad, y sustituir los actuales túneles y carreteras. Tiene una longitud de 57 km y aunque la perforación concluyó en el año 2010, se calcula que no podrá ser inaugurado hasta el 2017. En ese momento se convertirá el túnel ferroviario más largo, superando al Seikan.




La presa de las Tres Gargantas sobre el río Yangtsé, en la provincia de Hubei, en China, es la mayor presa construida y la planta hidroeléctrica más grande del mundo. Sus obras terminaron en el año 2010 y han supuesto realojar casi dos millones de personas y dejar bajo el nivel de las aguas 19 ciudades y 326 pueblos. 





El dique de Oosterschelde, en Holanda, tiene 66 pilares de más de 50 metros de altura cada uno, con unas compuertas entre ellos que regulan el paso del agua. En caso de emergencia, en menos de una hora las compuertas se cierran herméticamente conteniendo al embravecido Mar del Norte.





El naviducto de Enkhuizen, un puente para barcos, está en Holanda y fue construido entre 1963 y 1975. Bajo él pasa una carretera, dando la impresión de que las cosas se han dispuesto al revés de lo habitual…






El canal de Suez une el mar Mediterráneo con el mar Rojo. Tiene una longitud de 163 km y permite la comunicación entre Europa y Asía sin tener que rodear el continente africano. Fue inaugurado en 1869. 




El Canal de Panamá ha unido el mar Caribe y el océano Pacífico, partiendo el continente americano en dos, pero facilitando enormemente las comunicaciones. Fue inaugurado en 1914.









El canal de Kiel comunica el mar Báltico y el mar del Norte, en Alemania. Tiene 98 kilómetro de longitud y evita tener que rodear la península de Jutlandia. Es la vía marítima artificial más utilizada del mundo.








El Canal de Corinto separa la Península del Peloponeso del resto de Grecia uniendo el golfo de Corinto y el mar Egeo. Aunque fue inaugurado en 1893 el proyecto recogía un antiguo trazado de época de Nerón y sigue el trazado del antiguo diolkos (camino) construido en el siglo VII a.C. Solo tiene 6,3 metro de largo, 21 de ancho y 8 de profundidad, pero es una ruta turística de importancia. 





El aeropuerto internacional de Kansai, en la bahía de Osaka (Japón), está localizado sobre una isla artificial, de 4 km de largo por 1 de ancho, diseñada con todos los adelantos para hacer frente a los posibles terremotos y tifones frecuentes en la región. La isla artificial se une a tierra por un puente de 3 km de largo.


lunes, 10 de junio de 2013

Por quién doblan las campanas...





Tsar Kólokol, la campana del zar, es la más grande del mundo. Está en el Kremlin de Moscú, en Rusia, colocada en un soporte al lado del campanario de la Iglesia de San Iván. Pesa 216 toneladas y tiene un diámetro de 6,6 metros.














La campana más grande de América se conoce como la Reina del Silencio. Solo su badajo pesa más de media tonelada. Está colocada al lado del templo, según dicen porque una vez hecha resultó tan grande que pensaron que el campanario no soportaría su peso. 









De Europa una de la más grandes es la Big Ben, que no es el nombre de la torre del reloj del  Palacio de Westminster, en Londres, sino de su campana principal. La torre en realidad se llama Elizabeth Tower. La Big Ben fue montada en 1858 y desde entonces da las horas junto otras cuatro campanas encargadas de los cuartos. 






La Emmanuel, de Notre Dame, en París, es también una campana famosa. Se libró de la Revolución Francesa cuando todas las demás campanas fueron fundidas y convertidas en cañones. Además, fue la responsable de anunciar la liberación de Francia al final de la Segunda Guerra Mundial. Por si fuera poco, Notre Dame tiene el campanero más famoso de la historia: Cuasimodo.





En China casi todas las ciudades tienen una Torre del Tambor, desde la que se anunciaba el amanecer, y una Torre de la Campana, desde la que se anunciaba el anochecer. La Torre de la Campana de Beiging tiene una campana de 63 toneladas que ha cumplido su misión hasta el año 1924. 







Otra campana muy grande, la más grande del Japón, se encuentra en Kioto, en el templo Chion-in. Pesa 74 toneladas y se hace sonar durante los festejos de Joya no Kane, que marca el paso del año viejo al año nuevo.






Las famosas construcciones en forma de campanas de muchos templos budistas, en realidad no son campanas sino estupas, es decir, construcciones hechas para contener reliquias. Uno de los más conocidos es Borobudur, en Indonesia, considerado el monumento budista más grande del mundo.






En España la campana más grande es la de la Catedral de Toledo, llamada precisamente la Gorda. Pesa 7.500 kilos y tiene casi 3 metros de diámetro. Y es que ya lo dice el dicho: “para campana gorda, la de Toledo: caben siete sastres y un zapatero, también la campanera y el campanero.









La Campana Wamba, en la catedral de Oviedo, es la más antigua en funcionamiento en España y una de las más antiguas de Europa. Su creación se remonta a la basílica anterior a la iglesia gótica actual, en torno al año 1219. Sigue en activo dando el toque de las horas a pesar de estar rajada.








Pero son las campanas de la catedral de Santiago de Compostela las que tienen una historia más accidentada: robadas por Almanzor, se las llevó para usarlas como lámparas de aceite en la mezquita de Córdoba. Posteriormente Alfonso V consiguió recuperarlas y devolverlas a Santiago. En el siglo XVI se necesitaba una campana más grande así que se fundieron las antiguas y con ellas se hizo la Campana de Berenguela. Agrietada poco después, hoy descansa en el claustro mientras que las de la torre son una mera copia hecha en Holanda.







Tan famosos como las campanas son los campanarios que las sustentan. El más alto es el de la catedral de Ulm, en Alemania. El campanario alcanza los 161,5 metros, y es necesario subir 768 escalones para llegar hasta las campanas. Es de estilo gótico. 













Pero el más conocido, sin duda, es la torre de Pisa. Se comenzó a construir en el año 1173 y desde el primer momento, por fallos de cimentación, la torre comenzó a inclinarse. Tiene siete campanas, correspondiendo cada una a una nota de la escala musical; la mayor de ellas fue instalada en 1655.

sábado, 1 de junio de 2013

El mundo que perdemos

Por accidente o intencionadamente, por un desastre natural o por ese desastre humano que es la guerra… dejamos que se pierdan tesoros de un valor incalculable, el valor de la historia y la cultura.






Los Budas de Bāmiyān, dos monumentales estatuas talladas en los siglos V o VI, fueron destruidos en el año 2001 por el gobierno islamista por considerar que eran contrarios al Corán.







La noche del 25 al 26 de agosto de 1992, el ejército serbio llevó a cabo un bombardeo sobre la ciudad de Sarajevo en el contexto de la guerra de Yugoslavia. La biblioteca nacional, con documentos y libros atesorados durante un milenio, ardió en llamas.





La destrucción del patrimonio cultural de Tombuctú (Malí) comenzó en el año 2012 por parte de grupos de islamistas radicales. Los mausoleos de la ciudad, considerados Patrimonio de la Humanidad, y los miles de manuscritos preislámicos y medievales que en ellos se guardan, están siendo sistemáticamente destruidos.


 



El 12 de enero de 2010 un fuerte terremoto devastó Haití destruyendo gran parte de los edificios de la ciudad, entre ellos la propia Catedral de Puerto Príncipe la cuál quedó totalmente arrasada.






La iglesia del Recuerdo del emperador Guillermo, en Berlín, fue destruida en la Segunda Guerra Mundial, tras un bombardeo de las fuerzas aliadas. Se ha conservado en estado de ruina y declarado monumento protegido.










Las Tumbas Kasubi, lugar de enterramiento de los reyes de Buganda, construidas en Kampala (Uganda) y Patrimonio de la Humanidad, fueron casi totalmente destruidas en el 2010 por un incendio, que se sospecha pudo ser provocado.












El Palacio de Peterhof, cercano a San Petersburgo, considerado Patrimonio de la Humanidad, fue residencia de los zares y posteriormente museo. Durante la Segunda Guerra Mundial fue destrozado por las tropas alemanas. Todavía hoy se sigue con los trabajos de reconstrucción.













La histórica ciudadela de Bam (Iran) de unos dos mil años de antigüedad, quedó casi totalmente destruida en el año 2003, tras un grave terremoto que, además, costó la vida a más de 25.000 personas.














El histórico puente de Mostar, considerado símbolo de la ciudad y una obra maestra de la arquitectura otomana, fue destruido en 1993 por las fuerzas croatas en la guerra de Bosnia. Actualmente está reconstruido.














La guerra, en Siria, está destrozando el patrimonio histórico. Una de las últimas pérdidas, mayo de 2013, ha sido el hundimiento del minarete de la mezquita de los Omeyas de Alepo.